Seleccionar página

[vc_row][vc_column][vc_column_text]

La pasada semana tuvo lugar la reunión de coordinación celebrada el día 20 de mayo de 2020, entre la Consejería de presidencia y Relaciones Institucionales y la Federación Aragonesa de Municipios Comarcas Y Provincias. En ella se acordó retrasar por lo menos hasta julio la apertura de las piscinas municipales y suspender también la celebración de fiestas patronales (siempre respetando la autonomía de cada ayuntamiento).

La próxima semana habrá una nueva reunión para volver a analizar la situación pero mientras tanto, todas las partes han coincidido en que lo más prudente es que hasta septiembre tampoco se reabran las escuelas infantiles municipales.»Todos tenemos claro que todavía hay que ser cautos y que es mejor seguir esperando antes que tomar una decisión de la que luego nos podamos arrepentir», ha destacado Sánchez Quero, presidente de la DPZ. «Dentro de dos semanas veremos si las circunstancias han cambiado, pero hasta entonces lo mejor es no arriesgarnos porque además los ciudadanos también son conscientes de la gravedad del problema al que nos enfrentamos y de que aún nos toca hacer sacrificios muy importantes».

El Gobierno de Aragón dictará la Orden que así lo regule. Respecto a la posibilidad de realizar actividades de tiempo libre programadas por los ayuntamientos, el Gobierno de Aragón se compromete a estudiarlo y a elaborar las recomendaciones con los criterios necesarios a los que acogerse las entidades locales para poder proceder a la realización de las mismas.

En la reunión también han participado la consejera de Presidencia, Mayte Pérez; los presidentes de las diputaciones de Huesca y Teruel, Miguel Gracia y Manuel Rando; los alcaldes de Huesca y Teruel, Luis Felipe y Emma Buj; la vicealcaldesa de Zaragoza, Sara Fernández; y el presidente de la Federación Aragonesa de Municipios, Comarcas y Provincias, Luis Zubieta.

Ver comunicado oficial.

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

Tamaño fuente
Contraste