MRIE reorganiza el Servicio de Ayuda a Domicilio para priorizar las atenciones más ensenciales durante el estado de alarma

MRIE reorganiza el Servicio de Ayuda a Domicilio para priorizar las atenciones más ensenciales durante el estado de alarma

Debido a la crisis sanitaria actual y conforme a las medidas establecidas por las instituciones pertinentes, el Servicio Social de Base de la MRIE ha reorganizado el Servicio de Ayuda a Domicilio, priorizando las atenciones más esenciales (aseos, duchas, levantar, acostar…) y suspendiendo de forma temporal las atenciones domésticas y aquellas cuyos usuarios solicitaron la baja de forma voluntaria.

Todo ello realizado por razones de seguridad y con la finalidad de evitar el contagio de las personas pertenecientes a colectivos vulnerables.

A pesar de la suspensión temporal del servicio de atenciones domésticas, el personal de los Servicios Sociales está en permanente contacto con los usuarios para poder atender cualquier necesidad urgente que les pudiera surgir (compra de alimentación, medicamentos,…). Además, durante este periodo extraordinario no se cobrará, a ninguno de los usuarios, las cuotas correspondientes.